viernes, 16 de julio de 2010

El Palacio del Fuego Subterraneo, el Infierno de William Beckford

Después de un descanso más que inmerecido vuelvo a las andadas con mas cosas, y prometo terminar el articulo Golden Age of Grotesque. Pero primero voy a hablaros de un fenomeno prácticamente desconocido en la literatura, en general, y en la literatura sobrenatural y de horror. Les estoy hablando de William Beckford.

William Beckford fue uno de los personajes más controvertidos de su tiempo. Nacido en el seno de una familia muy rica en 1760 y muerto su padre, a la edad de diez años heredó una inmensa fortuna que le permitió dedicarse al arte, la arquitectura y la escritura.

Fue un Dandy modelo, constituyendose uno de los modelos de estetica y conducta de Lord Byron. Bisexual declarado, tuvo bastantes problemas y de hecho se le acuso de corromper al joven Conde de Devon. Al final de sus días acabó viviendo en una torre de su inmensa mansión derruida, pues las fantásticas formas construidas no aguantaron, y habiendo derrochado gran parte de su patrimonio, no la pudo arreglar.

Pero vamos a hablar de su obra más intrigante, de su cumbre como escritor: Vathek.

Vathek, y sus correspondientes Episodios y continuaciones ( Como Historia de las princesa Zulkais y el principe Kalilah, del norteamericano Clarck Ashton Smith) cuenta la historia de los príncipes Alasi y Firuz, el príncipe Barkiarokh, el príncipe Kalilah y la princesa Zulkais, y de Vathek y Nuronihar. Todos estos personajes se contaran sus historias al mas puro estilo de las Mil y una Noches, y de como cayeron en la codicia, en la traición y en el asesinato por la busqueda del poder y del conocimientos. De como sus tentaciones les llevaron a donde estan, el Palacio del Fuego Subterraneo. Y es aqui a donde quiero llegar, pues el mencionado palacio es la mayor aportacion de Beckford a la literatura: una descripcion del Infierno.

El Palacio del Fuego Subterraneo

Hasta aquella fecha, ningun escritor habia descrito el Infierno con semejante lujo de detalles, pasion y el elemento fundamental, Horror. Porque si, todos hemos leido la divina Comedia y sabemos que las descripciones de Dante no son agradables, pero no es la misma sensacion de vacio, de soledad y de infinita y amarga desesperanza que se tiene al leer la descripcion de Infierno Oriental de Beckford. En este paraje infernal, poblado de seres de la noche y almas en lamento eterno, el que gobierna es el demonio Eblis, que convertido en Djin consiguio engañar a Vathek y a Nuronihar. Aquí las almas estan clavadas al suelo sufriendo la lenta agonía de la evaporación, mientras todo lo que les tentó, riquezas, poder, sexo, les rodea. Además, durante toda la narración se hablan de religiones preadanicas, de antes de Adan, sugiriendo la vida gigantesca de la tierra y menciona al Zoroastrismo, religion un tanto sectaria que se puso de moda entre los circulos de ocultistas de la época.

*********

Bueno, pues les recomiendo encarecidamente la lectura de Vathek y sus Episodios. Tiene el frescor de la novedad y de la originalidad, esta muy bien escrito, sin la excesiva y cargada sintaxis de estilo oriental, y ademas, asi podreis presumir de conocer al que inspiró al mismísimo Lord Byron.

Buenas noches y disfruten ustedes.

2 comentarios:

  1. ...traigo
    sangre
    de
    la
    tarde
    herida
    en
    la
    mano
    y
    una
    vela
    de
    mi
    corazón
    para
    invitarte
    y
    darte
    este
    alma
    que
    viene
    para
    compartir
    contigo
    tu
    bello
    blog
    con
    un
    ramillete
    de
    oro
    y
    claveles
    dentro...


    desde mis
    HORAS ROTAS
    Y AULA DE PAZ


    TE SIGO TU BLOG




    CON saludos de la luna al
    reflejarse en el mar de la
    poesía...


    AFECTUOSAMENTE
    ALGUIEN EN CONCRETO

    ESPERO SEAN DE VUESTRO AGRADO EL POST POETIZADO DEL FANTASMA DE LA OPERA, BLADE RUUNER Y CHOCOLATE.

    José
    Ramón...

    ResponderEliminar
  2. Capitán, me alegra saber que vuelve usted a la carga. Sepa que le he echado de menos este tiempo.
    Espero que vuelva con las pilas cargadas y siga llenando de inspiración los anchos de banda y enviando señales de humo... o de vapor a sus seguidores.
    Un saludo!

    ResponderEliminar